Legislación laboral en Madrid

A pesar de la importancia de conocer la normativa laboral, debido a la dificultad técnica de la misma, y a los constantes cambios normativos que se van produciendo con los distintos gobiernos, es muy frecuente que los trabajadores desconozcan detalladamente aspectos tan importantes como es la situación en que se encuentran en supuestos tales como el periodo de prueba. Por esta razón, si usted tiene dudas sobre la legislación laboral en Madrid, le invito a que concierte una cita con mi Despacho donde le asesoraré sobre todas las dudas que usted tenga.

La legislación laboral española señala que el periodo de prueba de un contrato de trabajo, es aquel periodo destinado a comprobar si la personalidad y características del trabajador se adecúan al puesto de trabajo ofertado y si el mismo puede incorporarse a la organización de la empresa. Todo periodo de prueba debe estar pactado por escrito, resultando nulo el periodo de prueba estipulado oralmente.

La normativa laboral señala de forma rotunda que durante el periodo de prueba, el trabajador tiene los mismos derechos que el resto de trabajadores, salvo el derecho a la indemnización por despido, ya que durante el periodo de prueba el empresario puede despedir al trabajador sin dar explicación alguna, salvo que el motivo de la extinción de la relación laboral sean motivos discriminatorios o que vulnere los derechos fundamentales del trabajador, ya que en ese caso nos encontraríamos ante un despido nulo.

En lo que se refiere a la seguridad e higiene, el trabajador que se encuentre en periodo de prueba deberá recibir la formación necesaria para el desempeño de su actividad, así como estar dotado del uniforme y elementos de protección adecuados a su puesto de trabajo.

Respecto al cómputo de los días, la jurisprudencia laboral mayoritaria del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña establece que se computará por días naturales.

La empresa solo podrá someter una vez a periodo de prueba al trabajador (salvo si se produce un ascenso de categoría profesional), no siendo posible establecer periodo de prueba a aquellos trabajadores que han realizado prácticas formativas en la empresa. Respecto a la sucesión de empresas, el Tribunal Superior de Cataluña ha fijado que el empresario cesionario debe respetar los derechos y obligaciones del empresario cedente, por lo que no puede fijar un nuevo periodo de prueba al trabajador.

Legislación laboral en Madrid

La legislación laboral vigente establece que el periodo de prueba podrá regularse en los distintos convenios colectivos, fijando no obstante un máximo legal, en función del tipo de contrato ante el que nos encontremos. El Estatuto de los trabajadores establece que los técnicos titulados no podrán tener  un periodo de prueba superior a 6 meses, reduciéndose este plazo a dos meses para el resto de los trabajadores (o tres meses en empresas de menos de 25 trabajadores).

Como excepciones a lo anterior, en aquellos contratos de trabajo celebrados con duración determinada no superior a seis meses, el periodo de prueba no podrá ser superior a un mes. Por otra parte, la ley 3/2012 fija una nueva excepción de carácter temporal relativa a los contratos de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a emprendedores, donde se fija un periodo de prueba de un año.

Legislación laboral en Madrid: caso Dña. Vanessa T.C.

A continuación voy a citar un ejemplo que como abogado laboralista he llevado en mi Despacho.

Dña. Vanessa T.C. firmó un contrato de trabajo por tiempo indefinido en el año 2009 en una empresa textil para trabajar como comercial, pactándose un periodo de prueba de 6 meses, con una retribución de 30.000 euros brutos para el primer año y de 32.000 euros a partir del segundo año. Por otra parte, se pactó que a partir del segundo año, Dña. Vanessa T.C. podría obtener una prima de 7.000 euros brutos en función de cumplimiento de objetivos de ventas.

Aproximadamente cuatro meses después de la firma del contrato, Dña. Vanessa T.C. informó de que se había quedado embarazada y  dos semanas después de dicha comunicación, la empresa informó a Dña. Vanessa T.C. la extinción de la relación laboral por no haber superado el periodo de prueba por incumplimiento de los objetivos fijados para los comerciales.

Puesto que Dña. Vanessa T.C. sospechaba que el motivo de la extinción de la relación laboral era el embarazo y no el incumplimiento de objetivos, pues en ningún momento le exigieron objetivos durante el primer año de trabajo,  y mucho menos durante el periodo de prueba, se puso en contacto con mi oficina con la intención de demandar a la empresa.

 

Legislación laboral en Madrid: caso Dña. Vanessa T.C.

Tras un estudio detallado del caso, decidí interponer una demanda ante el Juzgado de los Social, solicitando se declare la nulidad del despido, por haberse producido el miso por razón del embarazo de Dña. Vanessa T.C. y no por no haber superado el periodo de prueba.

En primera instancia, el Juzgado de lo Social no estimó nuestras pretensiones, no obstante, puesto que la jurisprudencia tanto del Tribunal Supremo como del Tribunal Constitucional resultaban favorables a nuestras pretensiones, decidí interponer un Recurso de Suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Finalmente el Tribunal Superior de Justica de Cataluña consideró que nuestras pretensiones eran ajustadas a Derecho, al considerar que la extinción de la relación laboral de Dña. Vanessa T.C. se había producido por razón del embarazo y no por no haber superado el periodo de prueba, ya que además de no haber fijado ningún objetivo de ventas para el primer año, la empresa había sufrido un fuerte descenso de ventas generalizado, por lo que no se puede imputar a Dña. Vanessa T.C. la no consecución de las ventas fijadas en la carta de despido.

Tras considerar nulo el despido, se condenó a la empresa  a la readmisión de Dña. Vanessa T.C. y al pago de los salarios de tramitación, que ascendieron a un total de 15.000 € brutos.

Del caso anterior, podemos observar como no toda extinción de una relación laboral durante el periodo de prueba resulta lícita, razón por la que resulta muy necesario que ante cualquier conflicto laboral que surja, el trabajador se ponga en contacto con un profesional experto en Derecho Laboral, por lo que invito a toda persona que se encuentre ante una problemática de éste tipo que se ponga en contacto con mi Despacho donde le asesoraré y le prestaré la asistencia jurídica necesaria para la defensa de sus intereses.

Manuel Castaño

Manuel Castaño

Abogado con experiencia en conflictos laborales, y derecho laboral dando servicio en la ciudad de Madrid.
Manuel Castaño

(Con casos de clientes en Madrid de: Parla, Móstoles, Alcobendas, Alcorcón, etc.)