En ocasiones, los empleados son víctimas de accidentes en su lugar de trabajo y sufren una serie de injusticias por no conocer su derecho a recibir una indemnización. En caso de que usted se vea envuelto en este tipo de contratiempo, le será de gran utilidad saber que el primer paso a seguir es presentar una papeleta de conciliación por accidente laboral en Madrid.

Son muchos los motivos que pueden ocasionar un accidente laboral: desde una mala postura frente al ordenador, hasta la exposición de gases tóxicos y elementos químicos. Así también el uso inadecuado de los elementos de seguridad o una simple caída.

Asimismo, es muy probable que un empleado desconozca que incluso los accidentes que ocurren fuera del trabajo, bien sea cuando se está en el camino de ida a la empresa o de vuelta a casa, cuenta como un accidente laboral y por ende este debe ser igualmente indemnizado como si se tratara de un percance que ocurriera dentro del recinto de trabajo.papeleta de conciliación por accidente laboral en Madrid

No importa cuál sea el tipo de hecho que un empleado ha sufrido, la empresa tiene el deber de responder por los daños, encargándose de los costes médicos que sean requeridos. De igual manera, corre por su cuenta la compensación económica de los días que el empleado se ausentará de su trabajo.

Tampoco está de más decir que el procedimiento a seguir cuando se sufre un accidente laboral puede parecer complicado y engorroso, sin embargo es fundamental que se tomen las acciones necesarias para que el trabajador sea tratado tal como lo estipula la ley. Para ello, es preciso contar con la asesoría de un bufete de abogados accidente laboral que podrán velar por los intereses de su cliente a como dé lugar.

¿Qué es una papeleta de conciliación?

Una papeleta de conciliación refiere a la demanda que debe ser presentada ante el órgano jurisdiccional competente. Dicho documento deberá contener los datos del demandante y de los demandados. Debe especificar la pretensión que se deduce, la fecha y las firmas preceptivas. Una vez realizada la entrega de esta se hará lugar a la citación.

La ventaja de realizar este procedimiento previo es que podría facilitar la comunicación entre el trabajador y al empresa, siendo posible, entonces evitarse la molestia de acudir al juzgado. Sin embargo, esto no quiere decir que ambas partes deban obligatoriamente llegar a un acuerdo.

Podría suceder que la empresa no se presente a la citación o que simplemente no acceda a considerar el accidente reclamado como parte de su responsabilidad. Hecho que no debe desanimar al demandante: en caso de ser necesario, la finalización del acto de conciliación le abrirá el plazo para la reclamación en vía judicial.

Tipos de indemnización

  1. Debe ser pagada una indemnización cuando el trabajador sufre un accidente cuyas lesiones son invalidantes para el desarrollo de su trabajo.
  2. Aunque en apariencia no parezca nada grave, el trabajador tiene derecho a una indemnización incluso cuando ha sufrido lesiones que no le impiden desempeñar sus funciones laborales.
  3. Cuando el accidente es el producto de un incumplimiento por parte de la empresa de las medidas de seguridad exigidas por la ley, la indemnización corre por cuenta de la responsabilidad civil de la empresa y de su seguro.

Dependiendo de la gravedad del accidente, una indemnización puede llegar a 1000€, lo que no quiere decir que la empresa accederá con gusto a pagarla. Motivo por el cual es altamente recomendable contar con la asesoría de un abogado especialista en accidentes laborales