Accidente laboral en Madrid

En aquellos casos en que se produzca un accidente laboral en Madrid a causa del cual suframos secuelas que nos inhabiliten para el ejercicio de las actividades más cotidianas de nuestro trabajo, lo más conveniente sería buscar los servicios de unos abogados laborales que, en primer lugar,  puedan tramitar el expediente mdiazistrativo correspondiente ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social en orden a conseguir la declaración de incapacidad y el derecho a la prestación correspondiente.

Puede ocurrir que el Instituto Nacional de la Seguridad Social deniegue la solicitud planteada, lo cual puede deberse básicamente a que considere que las secuelas causadas no determinan incapacidad para el ejercicio de la actividad laboral o también a que nieguen el carácter laboral del accidente al entender que el mismo no se ha producido en el desempeño del trabajo sino al margen de éste, en cuyo caso se exigirán unos periodos de cotización mínimos al trabajador que podrían llegar a impedir el cobro de la prestación correspondiente por el accidente que en todo caso se consideraría no laboral.

Ello sin perjuicio de que, a parte de la prestación de la Seguridad Social, pueda entenderse que existe responsabilidad de la empresa en las secuelas causadas porque ésta no ha adoptado las medidas de seguridad necesarias, en cuyo caso se podría exigir una indemnización por accidente laboral a la empresa. Pero esta cuestión es distinta a la que analizamos en este artículo en cuanto estas indemnizaciones por accidente laboral pueden exigirse  en la jurisdicción civil, no en la laboral.

Accidente laboral en Madrid durante actividad agrícola

Hace unos meses acudió a mi despacho José G. P. por un supuesto de accidente laboral,  relatándome los hechos que le habían sucedido en los siguientes términos: Desde hacía unos meses él se  hallaba afiliado al Régimen General de la Seguridad Social  teniendo suscrito contrato de trabajo de obra o servicio determinado como peón agrícola con una empresa.

Mientras se encontraba desempeñando su actividad como trabajador agrícola al servicio de la empresa sufrió un accidente de trabajo que le causó importantes lesiones de distinto tipo. El accidente se produjo concretamente por caída en un desnivel del terreno mientras usaba una maquina vibradora en la recolección de un olivo.

Accidente laboral en Madrid

Fue declarado en situación de baja por accidente laboral y durante el periodo en que duró su situación de baja laboral, como consecuencia de las lesiones sufridas,  observó el tratamiento médico prescrito, pese a lo cual, una vez agotado el tratamiento médico, siguió presentando con carácter definitivo e irreversible un cuadro residual, derivado del accidente sufrido, consistente estas secuelas en un desprendimiento de retina en el ojo izquierdo y desviación de huesos nasales y dichas lesiones le suponen las siguientes limitaciones orgánicas y funcionales: limitación de agudeza visual y dificultad respiratoria.

Pasos a dar: expediente mdiazistrativo ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social, reclamación previa y demanda judicial.

En primer lugar presentamos ante el Instituto Nacional de la Seguridad social solicitud de reconocimiento de incapacidad permanente por accidente laboral basándonos en que estas secuelas  situaban a mi cliente en una situación de incapacidad permanente para el ejercicio de su profesión habitual de trabajador agrícola, pues le hacían inhábil para el desarrollo de las actividades más habituales que implican dicho trabajo. Siendo la base reguladora de 828,50 € mensuales, la prestación correspondiente que solicitamos (55% de la base reguladora) ascendía a 455,67 € mensuales.

El Organismo público referido desestimó la calificación de incapacidad permanente por accidente laboral en la seguridad social al considerar que no había quedado acreditado que el accidente se produjera durante el desarrollo de la actividad laboral ni que las secuelas fueran consecuencia de esta caída, entendiendo que podrían deberse a la concurrencia de lesiones previas del trabajador.

Frente a esta resolución formulé la preceptiva Reclamación Previa ante la referida Entidad Gestora competente, siendo ésta reclamación previa igualmente desestimada por los mismos motivos.

No nos quedó por tanto más remedio que presentar demanda judicial  para solicitar la declaración de incapacidad total  por accidente laboral en grado de total, resultando  de aplicación al caso debatido los artículos 134 y 137.4 del Real Decreto Ley  1/94, de 20 de junio, Ley General de la Seguridad Social, sobre declaración de la situación de invalidez permanente total para el ejercicio de la profesión habitual.

expediente-administrativo-de-un-accidente-laboral-en-Madrid

En el acto del Juicio acreditamos mediante la declaración de otros peones agrícolas, compañeros de mi cliente, que se encontraban presentes en aquel momento,  cómo y en qué condiciones se produjo el accidente durante la actividad laboral de José G.P.  Asimismo probamos por el informe del médico forense y demás documentación médica que las lesiones incapacitaban a mi cliente para el ejercicio de su trabajo.

Tras los trámites legales y procesales oportunos conseguimos de esta forma que se dictara Sentencia por la que se declaróa mi cliente afecto de invalidez permanente, en grado de total derivada de accidente de trabajo, para el ejercicio de su profesión habitual de trabajador agrícola, y le reconoció su derecho a percibir la prestación correspondiente a tal grado de incapacidad ascendente a 455,67 €.

En un Juicio a parte, en la jurisdicción civil, José G. P. consiguió también una indemnización de 37.050,05 € de parte de la empresa, por incumplir las medidas de seguridad. Por tanto sumando esta cantidad a la pensión mensual obtenida D. José consiguió, gracias a nuestra intervención, quedar después de su accidente laboral en Madrid en unas condiciones económicas suficientes para seguir viviendo de una forma digna.

(Llevando también casos de clientes de: Parla, Móstoles, Alcobendas, Alcorcón, etc…)