Abogados indemnización Madrid

No hace demasiado tiempo que un cliente me comentó lo usual que era encontrarse con conocidos buscando buenos abogados para una indemnización en Madrid, dada la cantidad de asuntos que se suelen llevar ante los Juzgados de lo Social. Aunque el primer paso de muchas personas suele consistir en realizar una búsqueda rápida de un abogado laboral online, o de abogados para indemnizaciones por accidentes, cosa que suele ser muy útil para aclarar dudas, es conveniente concertar una cita para conocer a quien va a llevar la defensa de sus intereses.

En cualquier caso, siempre viene bien contar con una idea previa de lo que se va a encontrar uno cuando reclama judicialmente sus derechos laborales. Una situación muy frecuente es encontrar a quien pregunta por un abogado laboral gratis, es decir, un abogado laboral de oficio.

Hay que tener en cuenta que, salvo en situaciones muy excepcionales, al ser la de lo Social una jurisdicción en la que no es obligatorio comparecer asistido de letrado, la Administración no proporciona de oficio un abogado laboralista. Todo ello sin perjuicio de que, en determinadas circunstancias, por ejemplo si los demandados no comparecen al acto de conciliación previa, en caso de ser condenados tendrán que hacerse cargo de las costas, es decir, le pagarán la minuta del abogado al demandante.

Lo segundo que hay que cuidar es tener claros los conceptos. Cuando alguien es despedido y busca lo que genéricamente se conoce como “indemnización” o “finiquito” o, como me he encontrado a veces, trabajo e indemnizaciones, es conveniente entender que se trata de conceptos diferentes.

El finiquito:

Al concluir la relación laboral se tiene derecho a cobrar todo lo que la empresa le adeude, y a eso es a lo que se le llama finiquito. Suele comprender atrasos de los salarios, suplidos no cobrados (gastos que ha soportado el trabajador pero que deben ser abonados por la empresa) y el periodo de vacaciones no disfrutado. Como es bien sabido, salvo que el convenio colectivo aplicable disponga otra cosa e independientemente de los días festivos oficiales, un trabajador tiene derecho a treinta días de vacaciones al año. Si cuando concluye la relación laboral no se han disfrutado los que correspondan proporcionalmente al periodo trabajado, debe abonarse este periodo vacacional.

Abogados indemnización Madrid

Además, como el ordenamiento jurídico establece un tiempo de preaviso del despido o de la notificación de la conclusión del contrato, si éste no se cumple, debe pagarse por esos días. En resumen, el finiquito comprende todos los conceptos por los que la empresa pudiera tener una deuda con el trabajador, debe liquidarse al tiempo de la finalización de la relación laboral y debe tenerse en cuenta a la hora de plantear una demanda laboral por despido.

La indemnización:

Además del finiquito, en caso de despido la empresa puede tener la obligación de pagar al trabajador una indemnización, es decir, la reparación por el daño causado por cesar en su puesto de trabajo sin su consentimiento. Por supuesto, si la baja es voluntaria, si es el trabajador quien ejerce su derecho a dejar su puesto de trabajo por la razón que sea, no se genera derecho alguno de indemnización en su favor.

Sin embargo, si es despedido por parte de la empresa, habrá que estudiar las circunstancias de cada caso. Excepto si se produce por causas disciplinarias, donde tampoco cabe indemnización, puede deberse a alguno de los casos previstos en el Estatuto de los Trabajadores, denominados genéricamente causas objetivas. En estos casos, que son circunstancias tasadas en la que se encuentra la empresa por situaciones sobrevenidas, se le permite cierto margen, ya que la indemnización sería de 20 días de salario por cada año trabajado.

Aunque pudiera ser que la empresa despidiese al trabajador por causas diferentes a las anteriores o bien sin seguir los procedimientos establecidos, en cuyo estaríamos ante un despido improcedente (o nulo), y la indemnización sería de 30 días de salario por cada año trabajado. Es conveniente, en un primer momento, dejar que calcule el abogado la indemnización. Especialmente en el caso de que además se haya producido un accidente. Los abogados especialistas en accidentes laborales suelen ser la mejor opción.

Abogados indemnización Madrid, un fontanero despedido:

Abogados indemnización Madrid, un fontanero despedido

El mes pasado recayó sentencia en un asunto que puede servir de ejemplo aclaratorio para el tema que estoy explicando. Marcos T. J., un fontanero que trabajaba para una empresa de la ciudad, me comentó que estaba buscando abogados para una indemnización en Madrid. Le respondí que había tenido suerte y que yo me dedicaba precisamente a eso, de modo que me expuso su problema y llevé su caso ante el Juzgado.

Resultaba que su empresa había decidido prescindir de sus servicios, supuestamente por motivos económicos. Por ello le había entregado su carta de despido junto con el finiquito, calculado de forma correcta, y una somera explicación de que las circunstancias económicas que soportaba la sociedad hacían necesario prescindir de sus servicios. En la misma carta calculaban su indemnización por despido objetivo en 4.000€. Las cuentas que habían hecho no eran incorrectas: calculando que había estado trabajando durante tres años para la empresa, con un salario diario de 66,67€, a razón de 20 días de salario por cada año trabajado, daba esa cantidad.

Sin embargo la empresa había cometido dos errores fundamentales. El primero fue el no justificar debidamente la necesidad del despido. Una cosa es exponer las cuentas de la empresa y explicar, en base a ellas, que mantener el puesto de trabajo redundaría en una situación difícilmente sostenible, y otra cosa lo que hicieron en este caso, básicamente limitarse a decir que la cosa no iba bien.

Pero lo fundamental fue que, a la hora de notificarle el despido, no le entregaron la totalidad del importe de la indemnización, ni en la carta se recogía la razón por la que no se hacía de esta forma, debidamente justificada. Es más, la empresa aún tuvo la posibilidad de haber subsanado el error, consignando dentro de las 48 horas siguientes el importe en el Juzgado, pero por la razón que fuera no lo hizo.

Aunque en el acto del juicio, de forma bastante ingeniosa y profesional, trataron de justificar las circunstancias económicas que motivaban el despido, eso debían haberlo hecho en la carta, y además, el defecto de forma de la falta de abono de la indemnización era una losa de la que no podían escapar.

El resultado fue que el despido fue declarado improcedente, por lo que la empresa tuvo que indemnizar a Marcos T. J. con la cantidad de 6.600,33€, es decir, 2.600,33€ más de lo que le habían ofrecido al cesar la relación laboral. De ahí la importancia de asesorarse bien a la hora de dar pasos relevantes en materia laboral, independientemente de si se es trabajador o empresario.

Manuel Díaz Cabrera

Manuel Díaz Cabrera

Manuel Díaz se especializa en derecho laboral, ofreciendo a sus clientes el mejor asesoramiento. Abogado especilistaayudando a clientes de la provincia de Madrid.
Manuel Díaz Cabrera

(Con clientes también de poblaciones como: Móstoles, San Sebastián de los Reyes, Leganés, Getafe, Alcobendas, etc.)